• contacto@viajandoporsalta.com.ar

San Antonio de Los Cobres, lugar mágico

San Antonio de los Cobres es la localidad cabecera del departamento Los Andes. Un viaje hacia el corazón de la Puna.

¿Por qué elegir San Antonio de Los Cobres?

El aspecto distintivo de esta localidad esta vinculada directamente con la llegada del ferrocarril General Belgrano a la Puna Salteña, marcando un antes y un después. Por un lado, acentuó mas su condición de pueblo de paso entre los circuitos comerciales hacia el Pacifico, la zona de Atacama y el puerto de Antofagasta en Chile y por otro lado, puso a la localidad en el mapa turístico del mundo por ser el punto de inicio y final del recorrido del Tren a las Nubes.

Se ubica a 154 km al noroeste de la ciudad de Salta, y a una altitud de 3775 msnm. Al encontrarse en un paso estratégico, se puede acceder a esta localidad desde distintos puntos. Por ruta directa desde Jujuy actual RN 40, desde Catamarca por ruta y desde la Ciudad de Salta por RN 51, siendo esta última accesible por su total pavimentación.

Un aspecto sobresaliente del lugar es el clima. Se caracteriza por ser seco y frío con vientos fuertes y constantes, especialmente en los meses invernales de junio, julio y agosto. Sus temperaturas extremas que oscilan entre los 20 °C durante el día y -20 °C en las frías noches de invierno, como consecuencia directa de la considerable altitud de su ubicación geográfica de 3.775 msnm. Abrigo, guantes, protector solar y sombrero son algunos de los elementos indispensables a traer cuando se visita la localidad, independientemente de la época del año.

La mejor gastronomía: Cazuela de Llama.

Sabrosas y coloridas comidas son un reflejo del paisaje y la cultura del noroeste que el visitante no puede dejar de probar. Mágica, original e inimitable, no hay mejor opción que la de probar sus tradicionales recetas elaboradas por especialistas locales que tienen el oficio y conocen los secretos de su preparación. En San Antonio de los Cobres vale la pena probar algunos de sus platos que se caracteriza por prepararse con la carne de llama y animarse a probar el té de popusa (hierba de la zona) recomendada para el apunamiento. 

Lo mejor para conocer caminando

• Primeras construcciones del pueblo: casas de adobe de alrededor del 1930 se destacan sobre las construcciones más contemporáneas. Vale la pena apreciar las construcciones que se ubican al frente de la estación de trenes.
• Estación de Tren: punto de salida y regreso del Tren a las Nubes.
• Mercado Artesanal: artesanos de la zona se dan cita en el lugar, exhiben y tejen sus artesanías a la vista de quienes llegan al lugar. Chalecos, chals, medias, guantes y otras prendas realizadas en lana de llama u oveja son parte de la oferta artesanal del lugar.
• Edificio del correo
• Calle peatonal con esculturas de vicuñas y un suri
• Taller de Ónix
• Taller de artesanías en barro “Thuru Maky”, un lugar para conocer y experimentar el trabajo de los artesanos. Vale la pena, hacer la experiencia que invitan a un costo accesible las mujeres del taller: tomar un trozo de arcilla y trabajar cada uno su pieza siguiendo los consejos de estas hábiles artesanas. Luego puede llevarse como suvenirs su propia pieza o intercambiarla por la realizada por otro visitante.
• Murales de la cultura andina (esquina del club Central Norte)
• Plaza principal “Héroes de la Patria”
• Iglesia en honor a San Antonio de Padua
• Plaza de la Cultura Andina con el monumento a la Pachamama
• Plazoleta de la “Madre Puneña”
• Visita al emprendimiento “Anatolio y sus llamas” donde se comparte la experiencia de la vida de pastor y sus costumbres de antaño. Anatolio recibe a los visitantes con las llamas en el corral, la experiencia invita a conocer como es el trabajo del pastor de la puna, caminar con las llamas y visitar el pequeño museo familiar. Costo accesible.
• Tienda “Hierbas medicinales Doña Teo”: Este pintoresco y llamativa tienda de hierbas invita a una vida sana y natural. Allí, doña Teo, exhibe prolijamente la diversidad de hierbas medicinales de la puna (cola de caballo, Popusa, copa-copa, raíz de cuerno, Zuyco de vaca, muña-muña; rica-rica, entre otras) y cuenta sus propiedades y el uso que tienen. Imperdible visita.
• Sendero del Vía Crucis y mirador natural del Cerro Terciopelo

Lo mejor para conocer en vehículo

• El Viaducto La Polvorilla, icono principal (a 18 km) y tramo final del recorrido del Tren a las Nubes.
• Pueblo de Santa Rosa de los Pastos Grandes y criadero de vicuñas “Agua Dulce” (a 60km). La experiencia involucra ascender el Abra del Gallo a 4.680 msnm. Santa Rosa de los Pastos Grandes está ubicada al pie del volcán Quehuar, es la zona de mayor producción de camélidos domésticos "llamas". Aquí se celebra la Feria Ganadera, donde se puede apreciar a los ejemplares vivos y las diferentes técnicas ancestrales que hacen a la crianza y vida en la Puna.
• Emprendimiento turístico El Mojón con su museo de usos y costumbres del hombre de la puna (a 35 km)
• Salinas Grandes Salteñas de Cangrejillos (a 70 km)
• Salinas Grandes Salto-Jujeñas (a 100 km)
• Abra de Acay (a 45 km)
• Emprendimientos de Turismo Rural Comunitario en Esquina de Guardia, Cobres y Cerro Negro (a 50 km aprox.)

Foto del Salar de Pastos Grandes

Lo imposible de perderse

Lo imperdible al visitar esta localidad, es la posibilidad de tener la experiencia de recorrer la inmensidad de la puna en el Tren a las Nubes.
El tren parte desde la estación de San Antonio de los Cobres en busca de una obra de ingeniería gigantesca, el Viaducto La Polvorilla, obra que permitió superar la barrera geográfica de la zona y posibilitó que el tendido de las vías del Ramal C14 llegara hasta el vecino país de Chile. Este viaducto de 224 mts de largo y 64 mts de altura fue ensamblado en el lugar a 4.200mtsm con piezas que fueron traídas desde Italia en barco y trasladas en camiones hasta el lugar. Es el punto final del Tren a las Nubes, allí en medio de uno de los desiertos más altos del mundo y al abrigo de las altas cumbres de la Cordillera de los Andes, San Antonio de los cobres enmudece a los visitantes por su grandeza, inmensidad y belleza.

La Fiesta Nacional de la Pachamama

Si visitás San Antonio de los Cobres el 1° de agosto, podés participar de este acontecimiento único. El homenaje a la Madre Tierra es un ritual ancestral que se transmite y conserva de generación en generación en el que se agradece todo lo que la Pachamama nos brinda.

Camélidos sudamericanos

Mientras recorrés esta hermosa región, a lo largo del camino te encontrarás con llamas, vicuñas y guanacos, hermosos camélidos típicos de estas alturas, muy utilizados desde antaño para la obtención de lana y como animales de carga. Y si querés conocerlos mejor, podés realizar un trekking acompañado de estos simpáticos ejemplares. 

Museo Regional Andino

Edificio declarado Monumento Histórico Nacional en el año 2018, funciona actualmente como Museo. Antiguamente fue sede de la Gobernación de Los Andes. Fue totalmente restaurado por la Municipalidad y el Ministerio de Turismo de Salta y Nación, a partir del proyecto arquitectónico realizado por DiPAUS.

La propuesta museológica tuvo como propósito generar un espacio abierto, de carácter educativo activando la experiencia comunitaria y la creativa, conservando en sus 9 salas el patrimonio natural y cultural de la región. El museo tiene nueve salas y un espacio de curiosidades.

Volcán Quehuar

Una de los grandes atractivos de la puna son sus volcanes. Con 6130 m, el Quehuar es un santuario aborigen donde se encontró la momia de un niño con un ajuar fúnebre típico del complejo cultural de la Puna, compuesto de utensilios de maderas, maíz, estaquillas y artefactos de plata y cobre.

Artesanías y textiles de la Puna

Una de las cosas lindas de viajar es poder traer algún recuerdo del lugar. Y San Antonio de los Cobres te sorprenderá por la cantidad y calidad de sus artesanías en lana de llama, oveja, vicuña y alpaca. Mantas, chales, ponchos, guantes, medias, son algunas de sus producciones artesanales.   

La cultura andina y su música

Si queres conocer una cultura única, la Puna es tu lugar. Su población conserva fuertemente arraigadas sus tradiciones andinas, que se han transmitido de generación en generación y que pueden observarse en sus creencias y rituales, en la gastronomía y el modo de vida local en general. La música típica es ejecutada con instrumentos de viento, con cajas y charangos, transmitiendo alegría y energía pura.

Foto del Grupo Yuyari.